Domicilio fiscal, domicilio social y domicilio comercial

Domicilio fiscal

El mundo convencional ha traído consigo más de una interrogante para los usuarios, ya que la cantidad de papeleos y de cumplimientos hacen del trabajo algo complejo. En ocasiones muchas personas no saben diferenciar entre el domicilio fiscal, social o comercial. Si has tomado la decisión de ser autónomo deberás conocer cuáles son estas exigencias y cómo cumplirlas a plenitud. Por ello hoy te contamos todo lo que debes saber. 

Emprender sin una oficina propia, tal y como lo resaltamos con anterioridad podría suponer un completo dolor de cabeza. Además, la solución más común recae en registrar la vivienda como domicilio fiscal, decisión que se suele tomar a la ligera y que genera mala imagen de marca.

Debido a esta realidad deberás conocer un poco más, no solo del tema legal sino también de cuál podría ser tu mejor opción.

¿Qué es un domicilio fiscal, social o comercial?

Para explicar cada uno de estos domicilios será necesario explicar de qué se trata cada uno de ellos. Estos son: 

1. Fiscal

Este tipo de domicilio sigue a la Ley General Tributaria. En pocas palabras se podría decir que es el espacio en donde realmente está una persona jurídica o física. La torre de control o desde donde les hace frente a sus diversos trabajos. Uno de los errores más comunes es la unión del domicilio personal con el comercial, lo que ofrece una imagen poco profesional a la empresa o servicio.

2. Social 

Según lo que indica la Ley de Sociedades de forma textual, se trata de un lugar en donde se halla el centro de la efectividad administrativa y dirección de la empresa. Entre sus particularidades está la domiciliación, la cual resulta ser única y exclusivamente para empresas constituidas.

En este caso los trabajadores a distancia, remotos, autónomos o también conocidos como freelance no tienen la obligación de solicitarla, ni de mostrarla al Estado. 

3. Comercial

Esta también es llamada como domicilio postal por ser quien responde ante al público. Se trata de una dirección física en donde las empresas pueden recibir clientes, socios o visitas en general. Para ejemplificar este tipo de ubicación, es el lugar que muchos imprimen en sus tarjetas de presentación, páginas webs y de forma literal en la correspondencia. 

Ahora bien, aunque estos son los domicilios convencionales, es importante destacar que con el tiempo y producto de las diversas necesidades se han creado otro tipo de espacios, como la oficina virtual. 

¿Qué es una oficina virtual?

En Coworking Botánico conocemos la importancia de las oficinas virtuales, figura que realmente ya tiene tiempo en el mercado. Gracias a este tipo de espacios que ofrecen una gran variedad de servicios, los trabajadores autónomos han visto la salida a muchas complejidades administrativas. En este caso se podría decir que permite al especialista operar desde cualquier lugar del mundo, sin sacrificar los beneficios de tener un lugar físico.

Se trata de una plataforma digital que puede operarse desde cualquier lugar y utilizarse de forma remota, su particularidad recae en brindar una dirección física de la empresa y presencia en el lugar elegido.  

¿Por qué elegir una oficina virtual?

Los beneficios de una oficina virtual son múltiples, y entre los aspectos más positivos se encuentra la capacidad de adaptarse a diversos trabajadores con distintas realidades. Entre las ventajas de esta se encuentra la solicitud y paga de los servicios que utilizas, pero únicamente los que empleas. 

A parte ofrece una dirección física sin lo que económicamente esto supondría, pero brinda esa figura sólida y seria que toda empresa debería proyectar ante su público meta, socios y demás interesados. Incluso, dependiendo del servicio de oficina virtual que elijas, deberás tener opciones como buzón virtual, recepcionistas, espacios para reuniones, entre muchas otras ventajas. 

Elige Botánico Coworking Space como tu proveedor de oficina virtual

Si formas parte de nuestra familia Botánica Coworking obtendrás grandes beneficios en tu oficina virtual, tales como: 

  • Domicilio comercial, domicilio fiscal o domicilio social. Este estará ubicado en la calle del Turia 53, 46008, Valencia, Valencia.
  • Recepción de paquetería y correspondencia, tus productos y envíos estarán a salvo.
  • Notificación por email en tiempo real de la correspondencia recibida, además de contar con escaneo de las mismas y envío por email. 

Si deseas tener más información sobre nuestro servicio de oficina virtual no dudes en comunicarte con nosotros, hacemos de tus responsabilidades algo más fácil. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *