Mejores programas para hacer mapas conceptuales

Mapas conceptuales

Algunas veces los conocemos como mapas conceptuales, otras veces como esquemas, otras como organigramas… el nombre que le demos realmente no importa, el caso es que la representación gráfica de ideas aporta grandes beneficios a la hora de la comprensión, la organización y expresión de conceptos.

Los ámbitos donde esta herramienta puede ser útil es muy variado, y van desde el entorno de los estudios hasta el mundo empresarial. El sector del marketing y la publicidad, por ejemplo, es uno de los ecosistemas en los que los mapas conceptuales suelen utilizarse muy a menudo. Su capacidad de representar un proceso o un flujo de trabajo en un solo golpe de vista ayuda en gran medida a que las ideas que se quieren transmitir lleguen de forma sencilla, eficaz y directa.

¿Cómo hacer mapas conceptuales?

Todos hemos hecho algún mapa conceptual en algún momento u otro, ya fuera en la escuela, en la universidad o en nuestro trabajo. Ya fuera para aclarar y organizar nuestras propias ideas para después presentarlas de forma fluida, o directamente para mostrar esas ideas de forma gráfica a un receptor, los mapas conceptuales constituyen un valor en términos de orden y de claridad. 

Lo primero que haremos para realizar un mapa conceptual será definir el tema del que queremos hablar y acotar los límites del mismo. Estableceremos un título y dividiremos el tema en apartados. Después, añadiremos la información correspondiente a cada tema y subtema, y vincularemos los apartados que tengan relación unos con otros. De esta forma tendremos una idea precisa de las relaciones e intersecciones entre temas y conceptos, y podremos abordar la problemática de una forma mucho más completa, interconectada y holística.

Nuevas herramientas para hacer mapas conceptuales

Antes, si queríamos echar mano de esta herramienta no nos quedaba otra que coger bolígrafo y papel, quizás unos rotuladores de colores, y plasmar nuestro recorrido mental en un papel o una cartulina. Por suerte, a día de hoy existen otras maneras de hacer mapas conceptuales que nos brindan todo tipo de posibilidades en cuestión de forma, distribución y estructura; que nos permiten hacer cambios de manera limpia y sencilla, y en definitiva, que nos permiten organizar nuestras ideas en los formatos que mejor se adapten a lo que queremos organizar o transmitir.

Mejores programas para hacer mapas conceptuales Gratis y de Pago

Si nos apoyamos en la tecnología para hacer mapas conceptuales, sean del tipo que sean (mapas jerárquicos, mapas tipo araña, organigramas y mapas sistémicos, mapas multidimensionales y de paisaje…), tendremos que distinguir entre las diferentes maneras de hacerlo. Los avances tecnológicos en términos de herramientas digitales e informáticas, de dispositivos conectados y de software nos permite tener acceso a este tipo de servicio de diversas formas. Veremos unos cuantos ejemplos de cada categoría, incluyendo algunos gratuitos o conversiones sin coste. 

Existen programas para hacer mapas conceptuales online. Algunos ejemplos de esta modalidad con versiones, o bien gratuitas o con posibilidades de periodos de prueba, pueden ser GoConqr, Creately, Mindomo Coogle o Canva. Si preferimos hacer nuestros mapas conceptuales directamente a través de un programa descargado en nuestro ordenador podremos optar por alternativas como XMind, CMapTools —esta en concreto es completamente gratuita—, o Smartdraw. Pero si lo nuestro son las Apps, opciones como Mindomo, Mindly, MiMind nos resultarán de lo más relevante (todas ellas son compatibles con IOS y Android, pero Mindomo está disponible también para dispositivos Windows, Mac y Linux)

Conclusiones finales

Ya seas un emprendedor, un experto en marketing digital o un profesional que quiere dar un paso adelante en su organización y en sus capacidades comunicativas, los mapas mentales son un método que no podemos pasar por alto. Empieza con una tormenta de ideas, selecciona los conceptos y las ideas que son relevantes y deja que el mapa conceptual hable por ti. De esta forma la mayor parte del trabajo estará hecho, tú solo tendrás que aclarar algunas cosas por aquí y por allá, pero la potencia de lo visual hará el resto. 

¡Se acabaron las excusas para organizar nuestras ideas de forma precisa y clara! Si queremos aumentar nuestra productividad y mejorar nuestras habilidades de exposición de conceptos, estrategias y procesos, estos programas se convertirán en un valioso aliado. Ahora que los conoces ¡ya solo queda probarlos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat